Babybel y WWF España se unen en Navidad para luchar contra la extinción de los animales

Con este objetivo, las míticas mallas de Mini Babybel se han adaptado para hacer llegar el mensaje a las familias. Los celos que envuelven sus populares quesos se ilustran con la imagen de cinco de las especies animales en peligro de extinción, convertidas en protagonistas de esta iniciativa: el oso panda, imagen de WWF y afectado por la destrucción de los bosques donde vive, es a su vez, ejemplo de cómo gracias a las políticas de conservación se puede ayudar a su preservación; el oso polar, duramente afectado por el cambio climático, así como las tortugas marinas o las ballenas, amenazadas por la contaminación de nuestros mares y océanos, o el elefante, víctima de un único depredador: el ser humano, a través de la caza furtiva y la degradación de su hábitat.

Para Gema Rodríguez, responsable de Biodiversidad y Especies de WWF España, iniciativas como esta ayudan a amplificar la causa por la que desde su organización llevan trabajando décadas. “Estas Navidades queremos llegar a los hogares españoles para hacerles pensar. Son épocas de gran consumismo y cualquier gesto humano ayuda a la protección de especies animales. Desde evitar la compra de productos que procedan del tráfico ilegal, realizar un consumo y turismo responsable, a la lucha contra el cambio climático y la degradación de sus hábitats. Además del consumidor, el cambio también pasa porque las empresas asuman compromisos ambientales más ambiciosos en todas las fases de su actividad”.

Los pequeños de la casa podrán conocer más curiosidades sobre estos y otros animales en peligro de extinción como el gorila, el orangután, el lince ibérico o el pingüino en un divertido “Animal quizz” que la compañía ha desarrollado en su web. Además, y bajo la consigna “Me pido Salvarlos”, se ha activado una campaña digital en sus redes sociales que busca amplificar el mensaje a toda la sociedad. En Instagram stories la compañía ha lanzado un challenge con el hashtag #mepidosalvarlos mediante el cual se donará dinero a la causa por cada día que se mantenga “vivo” un story publicado.

“La misión de Grupo Bel, del que forma parte la marca Babybel, es fomentar una alimentación más sana y responsable para todos. Por eso, queremos ofrecer soluciones de snacking y comidas saludables para toda la familia, y en todo el mundo; pero, además, queremos garantizar que todos los procesos del Grupo (desde la obtención de materia prima, la producción, nuestros envases y comunicación) sean lo más responsables posibles. Aunque ya hay muchas iniciativas en marcha, somos muy exigentes y queremos seguir mejorando constantemente. Para conseguirlo, el Grupo Bel ha firmado numerosos compromisos con proveedores y otros organismos, entre los que se encuentra el acuerdo de colaboración que mantenemos con WWF desde hace 7 años” indica Lara Borrajo, Directora de Marketing de Grupo Bel España.

Compromiso medioambiental
Bel es consciente de los desafíos medioambientales que plantea el uso de envases, por eso el Grupo ya implementa planes de acción para reducir su impacto medioambiental en cada etapa del ciclo de vida del producto y tenemos objetivos claros: que el 100% de nuestros packagings sean reciclables y / o biodegradables, como máximo, en 2025.

En concreto, “el packaging de MBY es ya reciclable en un 81% - y estamos trabajando para llegar al 100% lo antes posible. Por ejemplo, en 2019 hemos modificado el material de nuestros característicos celos (el recubrimiento que va por encima de la cera que protege nuestros quesos), para cambiar del plástico a una celulosa vegetal proveniente de la madera. Además, estamos certificando nuestro embalaje para conseguir el certificado de Deforestación Cero en envases de papel y cartón en 2020”, señalan desde la compañía.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae