La diversificación marca el sector de la impresión digital en gran formato

El pasado año 2016, FESPA España Asociación elaboró un informe sobre la evolución de la impresión digital en gran formato en nuestro país, centrándose en los cambios sufridos en la última década 2006-2016.

Así, según este estudio de reciente publicación, la palabra que podría definir el sector de la impresión digital de gran formato en Madrid, Barcelona, Valencia o cualquier otra ciudad española es la diversificación. ¿Por qué? Principalmente porque actualmente existe una muy amplia variedad de recursos y técnicas para elaborar esta clase de trabajos.

FESPA España Asociación hace hincapié, no sólo en esas diversas técnicas, sino también en la gran cantidad de usos que se le dan hoy en día a la impresión digital en gran formato. Así, se pueden encargar trabajos de impresión sobre casi cualquier superficie: metal, cerámica, madera, tejidos textiles o también vidrios laminados.

Queda claro, por tanto, que los expertos en impresión digital de gran formato en Madrid, Barcelona, Sevilla o cualquier otra ciudad pueden ejecutar todo tipo de encargos, y no solo los tradicionales de este segmento como eran las pancartas, las vallas publicitarias o la rotulación.

En la actualidad, las tres principales tendencias de la impresión en gran formato tienen que ver con las calcomanías y vinilos, los componentes electrónicos impresos y también con las prendas de vestir.

Esta técnica es ideal, según señalan en el informe de FESPA España Asociación, para cumplir cualquier plazo de entrega ajustado y también para ofrecer al cliente una alternativa de personalización y adaptación hasta ahora desconocida.

Estas son algunas de las razones puestas sobre la mesa para explicar el crecimiento en la demanda y uso de las aplicaciones gráficas de gran formato en todo tipo de trabajos, pero sobre todo en la impresión textil, independientemente que sean prendas para vestir o de decoración.

De hecho, es la impresión digital la aplicación que mayor desarrollo está sufriendo, consiguiendo una posición hegemónica dentro del sector de la estampación digital de gran formato en Madrid, Barcelona, Valencia o cualquier otra ciudad.

Su crecimiento resulta espectacular, tanto a nivel de demanda como de aparición de empresas y profesionales dedicados a ello. Según se destaca en el informe, desde mediados de 2013 hasta mediados de 2014 se imprimieron mediante esta técnica unos 650 millones de metros cuadrados de tejidos, arrastrando la producción digital de prendas a una subida del 22% durante esos meses.

Por tanto, las esperanzas para este segmento de la actividad son esperanzadoras, ya que a una gran demanda se le une la innovación en técnicas y tecnología que ofrecerán plazos más cortos de entrega y resultados de mayor calidad.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae